El aceite de oliva y en especial el virgen extra, tiene una serie de propiedades y beneficios, debido a que es obtenido directamente del fruto y es un zumo de aceituna natural.

 Aceite de Oliva Virgen Extra tomado en ayunas:

1.Es un aliado en la pérdida de peso: su ácido oleico ejerce como regulador del apetito, provocando sensación de saciedad.

2.Mejora la digestión y alivia el estreñimiento; una cucharadita en ayunas tiene un efecto ligeramente laxante y aumenta la capacidad de digestión.

3.Previene la gastritis y úlceras; los polifenoles presentes en el aceite de oliva, resisten a las condiciones ácidas del estomago, ejerciendo un efecto bactericida.

4.Protege el hígado; mejora las funciones del hígado y ayuda a depurar el organismo.

5.Cuida el corazón; si se consume el aceite de oliva en ayunas  su ácido oleico, disminuye el colesterol LDL (colesterol malo) Además, ayuda a las lipoproteínas a ser más resistentes a la oxidación, un aspecto importante para evitar el desarrollo de las enfermedades coronarias y vasculares.

En definitiva, tomar una cucharada de aceite de oliva virgen extra en ayunas supone un pequeño gesto cada mañana que da como resultado unos beneficios inestimables para proteger nuestra salud. Merece la pena

El Aceite de Oliva Virgen Extra, es un alimento típico de la dieta mediterránea que es de los más saludables que existen.

Rico en grasas monoinsaturadas, que pertenecen al grupo de las grasas saludables.

1. Ayuda a vivir más. previene y reduce el desarrollo de muchas enfermedades. Consumiéndolo a diario es esencial para prevenir ciertos tipos de cáncer. Es un alimento, además de sabroso, muy saludable.

2Previene la artritis. Ayuda a reducir el dolor en las articulaciones y la hinchazón de la artritis reumatoide. Reduce la inflamación y el estrés oxidativo en los individuos con esta condición.

3.Mejora las funciones cognitivas. Las personas que consumen mayor cantidad de grasas monoinsaturadas, componente del aceite de oliva, tienen mejor memoria y gozan de mejores funciones cognitivas y un mayor desarrollo cerebral. Favorece la formación de membranas celulares y del tejido cerebral.

4.Previene la diabetes tipo II. En un estudios publicado en la revista Diabetes Journal que contó con el estudio de 418 sujetos. El resultado fue que el grupo que consumió la dieta mediterránea con aceite de oliva redujo el riesgo de desarrollar diabetes tipo II en más del 40%.

5.Mejora la salud cutánea. El aceite de oliva virgen extra contiene agentes antienvejecimiento y nutrientes que combaten la osteoporosis y daños en la piel, el aceite de oliva añade una capa protectora en la piel, tanto a través del consumo y como en su aplicación.

El empleo de aceite de oliva en la cocina mediterránea es fundamental. Como aderezo de ensaladas y guisos y para freír. En este último caso, los nutricionistas recomiendan su utilización por encima de cualquier otro aceite vegetal, ya que a altas temperaturas sigue manteniendo sus propiedades.

No olvides incluir este milenario alimento en tu dieta diaria, ¡tus platos ganarán en sabor y tu salud se verá fortalecida!.

aceitera-bolg-960w
Coraz-n-aceite-solo-2-960w

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.